sábado, junio 15

Ángela Gimeno, protagonista de ‘Masterchef 12’: “Quiero dedicarme a la cocina, pero no me siento infeliz. No hay necesidad de detenerme ahora” | Televisión

De un día para otro, Ángela Gimeno (Valencia, 29 años) decidió dejar su trabajo en la oficina, en esa vida «cómoda y tranquila», y se mudó hacia una vida mucho menos placentera. me gustaria entrar Maestro de cocina y trata de dedicarte a la hostelería. No volví a verla. El trabajo era algo que tenía mi madre cuando yo era pequeña. Pasó su infancia en el restaurante de su familia. Y, claramente, a su madre, Verónica, al dejar su vida, la decisión le pareció una pesadilla. “De niña siguió durmiendo en el bar esperando que terminara. Así es la vida del hijo de alguien con un garrote. Y ella sabía lo duro que era, así que no quería esto para mí», recuerda Gimeno al día siguiente de coronarse ganadora de Maestro de cocina 12. Sin embargo había decidido dejar la publicidad y su trabajo de talentos: “No quiero estar en un taller de vez en cuando, todos los días haciendo lo mismo. Me gusta mucho la vida no creativa y me hace hacer lo que quiero, pensar en las cosas y divertirme. Eso es lo que quiero hacer».

Pero ¿qué pasa entonces con la presencia de un restaurante? “Creo que es hostelería, pero quiero buscar un punto intermedio entre la publicidad y la cocina, combinándolos con algún concepto divertido que muchas veces me hace infeliz. Quiero dedicarme a la cocina y también seré feliz. La cocina tiene muchas ramas divertidas que ahora no están, desgraciadamente”, cuenta a EL PAÍS sobre la ronda de inscritos en Torrespaña un día después de la final, la menos vista de la historia del formato, en la que se subieron al trofeo de la programa, además de 100.000 euros de premio y un máster en el Basque Culinary Center, que es lo que más dinero tienes para probar. “Soy muy impulsiva y normalmente he tenido suficiente dinero para mí”, reconoce afable, vestida con la chaquetilla del programa: “Pero este es el proyecto más importante de mi vida y, de momento, quiero calmarme”. abajo. Lo voy a pensar bien, voy a estudiar, a formarme como chef y luego decidiré qué proyecto lanzar. Lo que tengo claro es que será algo gastronómico». Sí, no quiero pensar en lo mucho que quiero ganar el premio: «Quiero disfrutar un poco más de mi victoria».

Esa impulsividad monetaria es lo mismo que también sirvió para darle el vuelo definitivo a su vida: “Llámame directamente mis compañeros de trabajo y les dije: ‘chicos, mañana no voy’. Y me gritó: ‘¡Pero si tenemos una campaña de marcha!’ Le dije que lo sentía, pero que quería tirarme a la piscina, que ya sabía cómo me veía. Se rieron mucho, pero me odiaron por unos momentos. Fue una decisión inesperada, pero me apoyaron mucho y ahora sigo adelante porque estoy feliz». Cuenta, sin embargo, que Maestro de cocina era una idea que rondaba por su cabeza desde la final de la quinta edición, que ganó Jorge Brazález en 2017.

Ángela, conquistando la victoria en ‘Masterchef 12’.RTVE

Su trabajo como publicista le ha ayudado, al menos, a adaptarse al programa: “Estoy acostumbrada a vivir bajo presión. Y soy muy competitivo en todo. es Maestro de cocina Son muy exigentes, pero, al final, si no lo son, no aprenden. Me pareció muy divertido y no noté excesiva atención, como dicen”, responde a la pregunta de la crítica sobre su forma de trabajar con la película protagonizada por Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nájera. La explosión de la polémica de esta edición fue el abandono de Tamara (que no estuvo presente en la final), una aspirante elegida por su formato en las redes sociales que decidió retirarse, explicó, por su estabilidad emocional, ante lo que fue una reprimenda. del jurado siguió.

Controversia en Platón

El incidente y la revista viral que provocó las imágenes recogidas por RTVE han sido retirados provisionalmente. Gimeno vivió la polémica sobre la mesa y la vio en su casa de forma muy distinta: “Cuando lo vemos muy normalizado se tomó una decisión concurrente y nuestra transmisión quedó contenta con esa decisión. Estamos contentos con ella. Me pareció que cambiar de opinión era normal. Pero luego me sorprendió la respuesta vista desde fuera, aunque cada uno tiene su opinión y reflexión, y tú la tienes. Lo entiendo, pero hay gente que se arrepiente si sabe que sus hijos no fueron lo que él pensaba en el juicio. Yo, a cambio, los reconfirmó”. Pronto siento que mi salud mental se ve afectada por el programa: “Antes de la competición, era aún más decepcionante para mí. Pero estos fueron los meses más felices de mi vida, tuve un desliz de energía y me reconecté. Recuperó su confianza. A nosotros también nos importa mucho, porque estabas sin teléfono y recibí un regalo. Quédese en un retiro donde conozca mejor. Subir fue como escapar de una isla y volver a los problemas de la vida adulta.»

Ángela y María se enfrentan en la final de «Masterchef 12».RTVE

Hoy reconozco que estoy disfrutando de este momento de atención mediática: “Me da vergüenza, pero me gusta”. Porque quiere aprovechar todas las oportunidades que le brinda esta victoria, pero no solo competir entre uno de los fogones: “Para mí cocinar no es sólo cocinar, es una forma de arte y de contar una historia. Creo que puedo unir las dos facetas». Fue su objetivo en el menú que le dio la victoria, contar una historia sobre sus orígenes y Valencia, con cada plato dedicado a un miembro de su familia. Comenzó con un entrante de petricor que bautizó como aroma de brea, de inspiración Serrat, con huevas de calamar, escabeche de algas y mantequilla ahumada. Los principales lo llamaron Albufera en secuencia, con pan de ajo negro y anguila con mantequilla de pimentón. Y la espalda fue el triple salto mortal, el perfume de amanda, inspirado por el olor de su nuevo bebé con una sentida sonrisa: “Soy un gran fan de Jordi Roca y sé todo lo que sé. Y tiene una colección de postres que son perfumes. Me gustó tener un guiño de ella. Era un aroma muy real».

Lo mismo ocurre con Gimeno que, desde el principio, fue visto como el favorito del jurado: «Sentí que había talento en mí, y quería señalarlo y conocer lo mejor de mí». Tengo un perfil con una historia que será probada y contada directamente en esta edición que es la menos vista en la historia del formato con anónimos. Ahora lo que más ganas es seguir estudiando, y compartir estudios con la semifinalista, María Álvarez, que me prometió pagarle a la profesora de cocina: Técnica, Producto y Creatividad en San Sebastián, para poder venir: . Entonces tendré que ponerlo sobre la mesa. Soy supereducada y tengo muchas ganas de volver a aprender, menos aún. En casa estudiando para Maestro de cocina, Me paré a tu lado para pedirte que leyeras videos de Youtube y aprendieras. Hace tiempo que lo escucho, pero sí, lo conozco un poco”, dice cuando regresa. Y recuerda: “Es mi sueño. Soy muy constante, muy trabajadora y suelo conseguir todo lo que me propones”.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_