sábado, junio 15

Marta Etura: “En la vida puedes tocar algo, pero al final ella te lo trae dejándolo” | Cultura

Marta Etura (46 años) aparece en el café de Lavapiés donde realizará la entrevista con un gesto amable y rotundo. Dado que su madre, ganadora de un Goya, también ha sido nominada en otras tres ocasiones, vive en su ciudad natal, San Sebastián, pero siempre ha regresado a Madrid, ciudad a la que llegó con 17 años para estudiar interpretación en el colegio de Cristina Rota. Ahora la excusa es la promoción de Las grandes sombras (Disney+), un suspenso Coral psicológico dirigido por Clara Roquet: “Tiene magia. Nos entienden muy bien. Creó un espacio de trabajo antes de la carretera, muy especial y que pocas veces existió, en el que estaba totalmente abierto a sus deseos.»

Pedido. ¿Has visto gran parte del debate que se ha producido recientemente sobre si los actores pueden desempeñar papeles?

Respuesta. Respeto infinitamente a los guías, que para mí son el germen de todo, sin ellos no seríamos nada. Pero, como en todo, no se puede generalizar. A veces los personajes son diferentes, pero ¿por qué lo cambiarías por un Shakespeare? Pues noda, porque está tan bellamente escrito y los personajes están tan bien explicados, que nada cambia.

PAG. Pero incluso el mejor Shakespeare sigue ahí…

r. Creo que ese fue el gesto y el don precioso de Clara: es una mujer superinteligente, con una sensibilidad muy especial y una capacidad de escucha que rara vez se encuentra en la vida. Una de las cosas que más me fascina de este trabajo es esto, el trabajo en equipo, porque me parece que todos nos alimentamos.

PAG. ¿Te sientes más cómodo cuando los proyectos son corales?

r. Me siento cómodo cuando hay una buena historia, un buen director y un buen equipo, porque, insisto, es un trabajo de equipo y es fundamental que vaya en la misma dirección. La directora es como el capitán de un barco, el que le dice a su tripulación: esto es rumbo, esto es lo que estamos contando. Esta fue una de las cosas que más me atrajo de este proyecto, que suspenso era un pretexto, una excusa, para adentrarse en los personajes y hablar de la conducta de los humanos serios.

La actriz Marta Etura, en una azotea del centro de Madrid, el 9 de mayo. Samuel Sánchez

PAG. La serie trata sobre un grupo de mujeres que hacen la transición a hombres jóvenes debido a un trauma que los unirá de por vida. ¿Se te ocurre algún éxito que te haya marcado así?

r. Bueno, sin ser nada concreto, las mujeres tenían un pasado en lo que era de los hombres, eso era todo. Oh mar, mi abuela no podía sostener una nota corriente, ni viajar sin la firma de mi abuelo. Las mujeres no tenemos independencia económica y, por tanto, no tenemos ningún tipo de libertad. Además de un éxito concreto, es nuestro pasado más reciente. Pero esto es lo que está pasando ahora para plantear todos los términos de género o polarizarlos. La serie está protagonizada por mujeres, pero eso significa que son para mujeres. Nos pasamos toda la vida viendo cine protagonizado por hombres y pensábamos que era para hombres.

PAG. ¿Pero te molesta la etiqueta feminista?

r. No, eres feminista. ¿Cómo vas a usarlo? Definiendo la igualdad entre hombres y mujeres, como siempre digo, el machismo no sólo perjudica a las mujeres.

PAG. Esta historia está basada en una novela, pero si Tuviese representa una historia real sin el consentimiento de sus protagonistas, ¿lo tendrá? ¿Cuál es la opinión del crimen verdadero?

r. Soy una actriz. Me gusta trabajar en ficción ya a través de la ficción. También creo que el arte en general y el cine en concreto son magníficas herramientas para mover emociones, sentimientos y generar reflexiones y diálogos. Efectivamente, en el proceso de aprendizaje contamos con dos psicólogos que nos ayudan mucho, porque saben bien cuál es el comportamiento de un ser humano ante determinadas circunstancias o ante determinados traumas.

PAG. En la serie hablamos mucho de los herederos de la infancia y de cómo determinan el resto de la vida de las personas, ¿te preocupa cuando afecta a tu hija?

r. Claro, pero es imposible que no haya errores. Es imposible, porque nada humano es perfecto. Se trata de no comparar los errores que creo que se cometieron conmigo, sino con los demás.

La actriz Marta Etura, el 9 de mayo en Madrid.Samuel Sánchez

PAG. ¿Pasó el clásico de entenderse mejor con su madre siéndolo usted?

r. Yo a me hija tu tuve con 39 años, casi con 40, una etapa de la vida que también es desesperante. La famosa crisis de los años 40 no tiene por qué ser cierta con el hecho de que uno sea viejo o joven, sin mirar las cosas y entender muchas cosas.

PAG. ¿Estás buscando alguna revelación concreta?

r. Bueno, en mi familia se puede, como somos muy mayores no era muy normal dar muestras de cariño. He visto mucho cariño en este sentido: la piel, el brazo, el cuerpo, el té que quiero. Y estoy tratando de cambiarlo con mi hija, tanto que a veces lo uso. [risas]. Creo que los protagonistas de la serie no tuvieron un ambiente emocional desde el cual fueron educados. Y eso es lo que taparan, taparan, taparan. Pero en la vida puedes tocar algo y al final ella te lo devuelve guardándolo.

Toda la cultura que va a tu lado te espera aquí.

suscribir

babelia

Actualidad literaria analizada por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_