sábado, junio 15

Rafah: Israel respondió por primera vez a dos víctimas civiles en Gaza y provocó al menos 67 muertes en la operación | Internacional

Por primera vez en más de cuatro meses de guerra en Gaza, el ejército israelí ha liberado estas horas entre dos rehenes civiles en una operación de rescate: Fernando Simón Marman, de 60 años, y Norberto Luis Har, de 70 años, ambos civiles y con doble Nación argentino-israelí. La manija, diseñada durante semanas en anticipación del momento adecuado para lanzarla, estuvo acompañada de intensos bombardeos aéreos y de artillería como una manija de distracción que causó al menos 67 muertes, según las autoridades sanitarias de Francia. Hamás lo califica de «masacre contra civiles desarmados». El portador del ejército, Daniel Hagari, reconoce el uso de «intensa potencia de fuego» necesaria para llevar a cabo una «operación integral de recuperación a baja potencia en el corazón de la ciudad de Rafah», la próxima Diana de Israel y que pretende desplazar a más de un millón de palestinos.

La operación se inició en una de las montañas, con constantes bombardeos por parte de helicópteros y drones alcanzando hasta 14 edificios, según informó la correspondencia en Rafah de la cadena libanesa Al-Mayadeen. Lo más difícil, según el portavoz militar, fue introducir las tropas de incógnito en una zona donde no estuvieran desempleados. Iban, recibiendo en tiempo real información muy precisa obtenida de los servicios de inteligencia (la que apunta a una delación de alguien muy buscada entre cientos de interrogatorios realizados), se acerca a la puerta del edificio lleno de explosivos y mata a menos de tres hombres armados. que guardan en los rehenes. Los demás también subieron por la carretera en dirección al helicóptero, que lo reconoció cuando se dispersaron de dos edificios en busca. Todo duró una hora y no se pagó dinero. Fue una acción puntual, no la invasión anunciada de toda la zona de Rafah.

La retirada es un éxito inusual para Israel en un momento de conflicto interno sobre la estrategia de guerra. Las fuerzas especiales ―protagonistas en el pasado de batallas que han adquirido un carácter mitológico― tuvieron sólo 129 días de guerra entre la fuga con la vida de Ori Megidish, un soldado de 19 años que custodiaba una base en el frente con el ejército de Hamás. Gaza que fue atacada el 7 de octubre. El ejército ha admitido incluso intentos fallidos de rescate que han aterrizado con armas y han conducido por error a al menos cuatro soldados apresados, tres de ellos pesando sus bandas blancas y escritos mensajes en hebreo con restos de comida.

Le da un respiro a Netanyahu justo cuando más le preocupa la cuestión de los derechos. La familia lo acusó de sacrificarlo para conseguir una «foto de la victoria». Una investigación interna sobre el ejército israelí concluyó que uno de los guardias probablemente murió en un bombardeo aéreo la semana pasada. La cuestión es para los palestinos que llevan semanas negociando sin frutos y el primer ministro insiste casi en su diario en la importancia de la fuerza, también para recuperar a los secuestrados. Regresó este mes, en un comunicado: “Fernando y Luis, bienvenidos a casa. Saludo a nuestros valientes luchadores por la temible acción que tomo para su liberación. Sólo la presencia militar continua, mientras se alcance la victoria total, puede lograr la liberación de todos nuestros enemigos». Luego lo dijo, en una visita publicitaria a las fuerzas especiales: “Han pasado unos días desde que completé la operación para su aprobación y aprobación”, dijo, definiéndola como “perfecta” y una de “las más exitosas”. en la historia de Israel».

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Los argentino-israelíes Fernando Simón Marman (a la derecha) y Norberto Luis Har (derecha), rescatados este mes, regresaron con sus familias al Centro Médico Sheba. Portavoz de la FDI/EFE

Los dos liberados se encuentran en buen estado de salud, confirmó que el hospital tras hacerles una primera revisión. El Gobierno difundió imágenes del hallazgo junto a sus familiares en las que los vimos abatidos y angustiados, pero también vivos y sin herencia. Sus cuñados y fueron capturados el 7 de octubre en una búsqueda en un kibutz en Gaza, junto con tres familiares: Clara Marman, esposa de Har; sobre la hermana Gabriela Leimberg y la hija adolescente del segundo, Mia Leimberg. Los tres, también de nacionalidad argentina, pudieron regresar a sus hogares a finales de noviembre, gracias al intercambio entre Israel y Hamás de 105 rehenes por 240 presas palestinas durante una semana de alto fuego.

La presidencia argentina expresó su agradecimiento por la operación. Javier Milei poco antes de finalizar una visita a Israel, en el momento en el que mostraba un confiado ataque a la ofensiva en Gaza (que dejó alrededor de 29.000 muertos), reafirmó su promesa de trasladar la Embajada argentina a Jerusalén (sólo lo ha hecho en cinco países) del mundo, el principal, Estados Unidos) y llamó a Hamás de “nazismo moderno”. La presidencia recordó que Milei le dijo tanto a Netanyahu como al presidente israelí Isaac Herzog, la liberación de todos los rehenes argentinos, estás tras el rescate de Marman y Har.

Tras la operación, 134 personas quedaron en manos de Hamás y otros grupos palestinos, al menos 31 de ellas con vida. El brazo armado de Hamás, las Brigadas Ezedín Al Qasam, anunció a última hora que habían resultado heridos en los bombardeos israelíes y que tres de ellos habían muerto. «Apoyamos el anuncio de los nombres y fotografías de los fallecidos en los próximos días, hasta que se confirme el estado del resto de herederos», afirmó en un comunicado.

Rafah, donde provocó la fuga, es la única zona de Gaza donde el ejército israelí no ha invadido desde el inicio de la guerra. Pretender hacerlo, como reafirmaron Netanyahu y Domingo, acompañado de un desplazamiento forzado masivo, que generó una cadencia de condenas y advertencias. La última vez, Volker Türk, responsable de derechos humanos de la ONU, definió la perspectiva de «terradora» como la probabilidad de que la muerte o el resultado sea hereditario «de un número extremadamente alto de civiles, sobre todo mujeres y niños».

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_