lunes, mayo 20

World Athletics: Mo Katir, suspendido provisionalmente por violar tres veces las normas de seguimiento de seguridad | Deportado

En su primer número del año, la prestigiosa revista norteamericana Noticias de atletismo publicar el clasificación de los mejores del mundo del año anterior. En la lista de 2023 sólo un deportista español aparece como el mejor de su plantilla. Son 5.000 m. Es Mo Katir, quien inmediatamente después fue suspendido temporalmente por saltarse tres controles de dopaje (no estar donde tenía que estar en el momento en que me había reportado) en un plazo de 12 meses. El Código Mundial Antidopaje (CMA) informa que esta infracción equivale a un resultado positivo por la presencia de una sustancia prohibida en el organismo y puede ser sancionada con una suspensión de hasta cuatro años.

«Como quiero que no esté de acuerdo con la decisión adoptada por la AIU (la agencia antidopaje de la federación internacional, WA), estoy dispuesto a discutir lo mismo para poder competir durante el proceso. «, afirmó Katir en un comunicado en el que, con antelación a los organismos oficiales, publica el aviso de suspensión. Sin embargo, sobre la determinación, que atrae al atleta nigeriano Tobi Amusan, campeón del mundo en los 100 metros, suspendido por faltar a tres controles y, pesándolo, blanqueado por su federación para competir en el Campeonato del Mundo de Budapest, puede sorprender con la firma. de la federación española en un año lleno de grandes competiciones en las que Katir iba a ser la protagonista. Aunque ha anunciado que renuncia a competir en el Mundial de Glasgow (1-3 de marzo), Katir ha puesto sus ojos en el Verano, el Campeonato de Europa de Roma y los Juegos de París.

En un comunicado, la Federación Española de Atletismo informó que tras recibir la notificación de la unidad antidopaje de la federación internacional WA, a partir de la apertura del expediente a Katir se procedió a suspender su licencia. “Un deportista suspendido temporalmente o con expediente abierto por dopaje no cumple los criterios de elegibilidad”, recuerda la federación. Según esta norma, aunque a Katir se le suspenda cautelarmente la sanción, el mejor deportista español, mayor esperanza de medalla, no será seleccionado para participar ni en Europa, en junio, ni en los Juegos, en agosto, salvo que una Demostración inusual de velocidad, el tribunal antidopaje de la federación decidirá a su favor dentro de unos meses. Una suspensión cautelar sólo le daría derecho a competir individualmente en las actas que sean invitadas.

Katir consiguió poner su caso en manos de Borja Osés, un abogado que debe lidiar y obtener la declaración de inocencia para el deportista, en un caso similar, el corredor de media distancia Adel Mechaal, con tres problemas de localización también. Antes de los Juegos Juventus de Río 2016, dijo que el Comité Olímpico Español le había permitido competir, y que por tanto la federación internacional no había decretado una suspensión provisional. En el año 2017, Mechaal fue sancionado con 15 meses. Recurso ante el Tribunal Arbitral de Deportaciones (TAS), que en una verdadera operación de repatriación decidió que no tenía motivo para sanciones en sus tres no más especáculos. De este modo, Mechaal podrá competir en el Campeonato Mundial que se celebrará en Londres en agosto.

Miguel Ángel Mostaza, el manager del deportista que con 25 años estableció el récord europeo de los 5.000 m (12 m 45,01 s) al aire libre y consiguió la primera medalla en el Mundial de distancia, superado sólo en décimas por Jakob Ingebrigtsen en Budapest, el pasado real, explica la situación como un problema de “desprecio”, a veces forzado por la complicación del método de localización, centralizado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en el sistema Adams, como debe ser. Indiqué trimestralmente exactamente dónde permaneceré cada día y cada hora. Los cambios de avión, los viajes inesperados o las decisiones de última hora deben actualizarse constantemente con los mensajes de tu teléfono móvil. Es importante que los deportadores reciban alertas cuando los controladores llaman a su casa o al lugar donde tienen que quedarse y no, y todos saben que la tercera ausencia supone una suspensión, muchos podrían malinterpretar una tercera.

“No buscamos un expediente para infringir las normas de dopaje por el uso de sustancias o métodos prohibidos, ni intentamos evadir los controles fuera de competición. Es un simple expediente derivado de la integración de datos en la plataforma Adams que podría generar errores de localización”, dijo Katir, tratando de restar importancia a su situación. El tercero no presentarse ocurrió en octubre, cuando entraba en una pista cercana a su domicilio, en Mula (Murcia), en el momento en que los controladores de tráfico llamaban al timbre de su puerta. «Algunas de las fallas localizadas que me informaron estaban disponibles localmente y me las reportaron de vez en cuando». Aunque Katir, nacida en Marruecos, vive desde hace cuatro años en Mula, pasando sólo unos días al año en su casa. Su residencia más habitual son centros de entrenamiento en altura, principalmente en Sierra Nevada, en Font Romeu (Pirineos franceses) o en Ifrane, en el Atlas Marroquí.

Katir comenzó el año con una sorprendente racha de mil personas en una reunión en Normandía. Si acierta con una marca de 3m 51,91s, a sólo 12 centésimas del récord español de Mario García Romo. Cuando se supo la noticia de su suspensión se reunió en Valencia, donde se había anunciado la noche del miércoles en una carrera de 5.000 metros sobre 200 metros en pista en la que intentaría batir el récord europeo (12m 57,08s) del británico Marc Scott. .

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.